Autor Tema: La fiesta de Ro  (Leído 1760 veces)

Lady Warrior Carilola

  • Veteranos
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *
  • Mensajes: 1404
  • Karma: +55/-0
  • Jorge Drexler no sabe lo que dice
La fiesta de Ro
« on: Junio 27, 2009, 05:17:31 pm »
La fiesta de cumpleaños de Ro
-Estas segura que tenemos que ir- preguntó Butch mirando a su hembra através del espejo al tiempo que intentaba cerrar el nudo de la corbata Briony.
-¿Tu que crees? - Ro respondió a su vez con otra pregunta –Oh vamos Butch – le dedicó una brillante sonrisa que hizo al poli tragar en seco – nos divertiremos, además se supone que la fiesta es en mi honor.
-¿Que es en tu honor?- preguntó a su vez Manny al entrar a la habitación proveniente de la ducha.
Rowan reconsidero la petición de Butch al ver todo aquel despliegue de musculatura cubierta por delicadas gotitas de agua, pero entonces las palabras de Mannello penetraron en su cabeza y enarcó una ceja par dirigirle una mirada de advertencia que puso al macho a buscar la causa.
-Manuel Manelló – lo retó ella colocando las manos en la cintura, al hacerlo subió los hombros y sacó el pecho en un gesto que ambos machos conocían  y amaban, una de las tantas cosas que los ponía a cien.
-¿que?- preguntó el aludido después de varios segundos.
-no puedo creer que se te olvidara.
Manny tuvo la gracia de mostrarse arrepentido el tiempo que le tomó a sus ojos bajar desde el delicado cuello de la hembra en donde la delicada línea de sus clavículas enmarcaba en carísimo collar de diamantes digno de un tesoro real y de ahí hasta el delicado sostén que mantenía aduras penas confinados el mas delicioso par se pecho que hubiera visto jamás. Si… su Ro era toda una visión.
El buen doctor escuchó la risa burlona de Brian, seguramente debido a la cara de bobo que estaba seguro cualquiera podía ver.
Mierda otra vez había metido la pata.
-por supuesto que no he olvidado- mintió para salir del paso, le lanzó una sonrisa devastadora que solo consiguió que ella frunciera el ceño mientras intentaba ganar unos preciosos segundos estrujándose el cerebro.
Rowan se levantó del taburete del coqueto tocador que había sido instalado en la antes masculina habitación para complacerla y se dio la vuelta, estaba ya lista para salir, ya solo debí vestirse con el exclusivo diseño de Versace.
En cuanto estuvo de pie, escuchó a ambos machos contener la respiración. Sonriendo interiormente, Rowan sabía que ambos machos había apagado sus cerebros en cuanto observaron en detalle aquella delicada y sexy combinación de seda roja que destacaba su curvilínea cadera y levantaba sus pechos.
Era halagador pero como siempre a los dos se le olvidaba el meollo del asunto.
Primero, que Brian no deseaba asistir a la fiesta y segundo que Manny no recordaba ni siquiera la razón de esta.
¿Es que solo podían pensar en verla denuda? ¿Que no les daba con las dos horas pasadas en la cama? Ese par necesitaba un buen correctivo pensó.  Con mucha delicadeza se aproximó hasta la cama en donde Butch permanecía con la mano en la Briony, los ojos en su ombligo y una erección desfigurando sus pantalones Tom Ford, con calma colocó ambas manos sobre la blanquísima camisa Tommy, al instante el corazón del poli se aceleró, con una sonrisa depredadora Rowan se alzó sobre las puntas de sus desnudos pies pegando su cuerpo semidesnudo. -¿así que no quieres ir?- preguntó con voz dulce.
La nuez del macho subió y bajó por su garganta al sentir sin duda la trampa pero sin poder identificarla.
Tras ella y aun parado como estatua frente a la puerta del baño Manny inhaló profundamente.
Rowan depositó un leve y delicado beso en la curva de la mandíbula del poli y giró en redondo para mirar al doc. Nunca supo como pudo resistir esa mirada de crudo deseo que reflejaban los ojos de Manello al mirar sus pechos cubiertos de diáfana tela.  La toalla que cubría las esbeltas caderas masculinas cayó al suelo revelando, aquella enorme y muy erguida polla dispuesta a complacerla.
No, se dijo Ro este par necesita una lección de cómo tratar a una dama.  y nadie mejor que ella para proporcionarlas, así que sonriendo dio un paso hacia él.
- ¿y tu amor…? -Susurró ronca mirándolo directamente a los ojos para no caer en tentación – ¿no recuerdas que día es hoy?
El doctor Manello asintió completamente abobado antes de reaccionar e intentar responder, cosa que duró exactamente el tiempo en que le tomó a la hembra inclinarse ligeramente para calzarse sus altísimos stiletos Prada mostrando la firme curva de su trasero antes de levantarse para tomar el elegante vestido tendido en la cama. El movimiento hizo que uno de sus rosados pezones apareciera furtivamente.
La boca de los dos machos se secó al recordar como se sentía chupar esa dulce carne, ninguno de los dos fue conciente de nada, ni del tiempo ni del enojo de Rowan hasta que el vertido cubrió su blanquísima piel y los privo de su magnifica vista, solo para cambiar el objetivo de sus miradas cuando  Ro giró las caderas para ayudar al vestido a subir.
Viendo a ambos machos permanecer en silencio contemplándola la hembra decidió preguntar de nuevo-¿y bien?
Ninguno de los dos dijo nada o se movió.
 –Butch – dijo cambiando repentinamente de interlocutor al tiempo que mostraba la cremallera del vestido –¿ podrías ayudarme?
-claro-respondió este y antes de que Ro lo notara el macho subía el cierre aprovechando el momento para dejar sentir su deseo contra la curva firme del trasero de Ro.
Manny perecido salir del trance y se aproximó a ellos, pero su hembra tenía otras ideas, levantó la mano para colocarla sobre el pecho fresco del doctor.
Con una sonrisa digna del gato Cheshire Rowan giró el rostro buscando los labios del poli para besarse con frenesí frente a la mirada de Mannello.
Es una lastima pensó Rowan pero no existía otro remedio, antes que las cosas fueran demasiado lejos, terminó el beso y se escabulló del abrazo de Butch, tomó su elegante bolso Fendy de razo rojo para dirigirse elegantemente hacia la puerta dejando a sus dos machos perplejos sin comprender realmente que era lo que ocurría.  Antes de salir miró a sus dos amantes con deseo y una pizca de decepción. ¿Cómo podían ser tan… tan…?
Con voz gélida murmuró - en vista que ninguno de los dos entiende de que se trata toda esta noche, les dejo en libertad para que hagan lo que deseen- sin otra palabra Rowan cerró con suavidad la puerta aun que su deseo era estamparla de un sonoro portazo.
Mientras caminaba por el pasillo rumbo a las cochera se preguntó por enésima vez por que ese par de maravillosos machos no podían ser un poquitín mas atentos. Tenerlos como amantes era simplemente perfecto, los dos se complementaban y la complementaban, haciéndola sentir completa.
M pero mira que olvidarse de su cumpleaños…
Si, nada menos que su cumpleaños.  Una sonrisa de expectativa se instalo en su rostro olvidando momentáneamente su enojo contra sus machos.
Esta noche prometía sin duda alguna, Sonne había conseguido el ZeroSun para la fiesta- solo Dios sabía como- Maddi y Cari organizaron la comida bebida y diversión, Yissel prestado a sus Cárpatos y caminantes fantasmas, Maec, Andyx y Marodi  llevarían a sus Dark Hunters  y Patty, Lo e Hipolita contribuyeron con el resto de los hermanos.
¿Y ese par aun no entendía el por que de sus fiesta? Pensó Rowan sintiendo el enojó escalar nuevamente… ya verían, pensó ella se encargaría de hacerles comprender lo mucho que la habían enojado.
Y lo haría de la manera en que mejor podía hacerlo, es decir disfrutando de su fiesta como la ocasión lo merecía.
Continuara…

 
 Feliz Cumpleaños Rowan, amiga y compañera de armas


rowan

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #1 on: Junio 27, 2009, 05:49:28 pm »
mas  emot022 mas  emot022 mas  emot022 mas   emot022 mas  emot022  mas

quiero MAAAAAASSSSSSSSS
« Última Modificación: Junio 27, 2009, 11:44:31 pm por Lady Warrior Rowan Dragon »

centa

  • Veteranos
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *
  • Mensajes: 3393
  • Karma: +40/-0
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #2 on: Junio 27, 2009, 06:15:58 pm »
Ro, esos chicos necesitan mano dura para no volver a olvidarse de tú...


                     ¡¡¡¡¡¡CUMPLEAÑOS FELIZ!!!!!! 

 emot024 emot024 emot024 emot024 emot024 emot024 emot024 emot024

aliali

  • Veteranos
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *
  • Mensajes: 1336
  • Karma: +6/-0
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #3 on: Junio 27, 2009, 06:36:16 pm »
  emot024 emot024

Feliz cumpleaños.

Qué poco detallistas son tus machos  emot039

Madial

  • Moderador
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 3991
  • Karma: +98/-4
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #4 on: Junio 27, 2009, 06:49:35 pm »
 emot027 emot027 emot027 emot027 emot027 emot027 emot027 emot027 emot027

FIESTA FIESTA FIESTA

 :emot004: Esos dos  no saben lo que les espera  :emot002: Vamos Ro pasemosla bien  emot036

yissel

  • Moderador
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 9231
  • Karma: +186/-5
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #5 on: Junio 27, 2009, 07:09:30 pm »
Que conste que los presto sólo porque es tu cumpleaños... emot024 emot024 emot024
[img]http://imgcash5.imageshack.us/im

caliope_eos

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #6 on: Junio 27, 2009, 07:27:12 pm »
 :emot015:  Que emoción!!! A quién debo sobornar para poder entrar a la fiesta???
No me puedo perder a Lady Ro en acción, es capaz de sacar el latigo con esos chicos tan despistados.


 emot035 emot035 emot035

cucaferinda

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #7 on: Junio 27, 2009, 08:55:30 pm »
Pero que bueno  emot038 emot038 emot038
Me parece que me voy a escapar para consolar a ese par  :emot002: con lo tristes que deben haber quedado  :emot002:
Ale Ro!  :emot014: tu azuza el látigo, para que aprendan  emot029

sofiro

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #8 on: Junio 27, 2009, 10:45:32 pm »
ummmmmmmmm gran pena...no puedo ir a tu fiesta...sigo de mudanza... :emot015:...que te lo pases muyyyyyyy biennnn...y ten cuidado con el abecedario  :emot015:

annalisse

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #9 on: Junio 29, 2009, 05:05:42 pm »
A quien tengo que rogar por una invitacion para esta fiestas

m3730stasi

  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 928
  • Karma: +13/-1
  • "Te reclamo como mi compañera..."
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #10 on: Junio 30, 2009, 02:41:07 am »
Guuuuuuuaaaaaaauuuuuu!!!!! Todavía estoy abanicándome!!!!! emot021 :emot016:


Pero RO qué acaparadora: dos super MACHOS!!!!!!!! emot037 emot038

Qué buena que va a estar tu fiesta...qué producción, que vestuario, qué accesorios ...aceptás otra invitada???????? emot025

Deppie

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #11 on: Junio 30, 2009, 04:41:30 am »

OMG!! si asi son los cumples aqui ..... emot038 emot038 emot038 emot038 emot038 emot038 emot038



 :emot003: :emot003: :emot003: lastima que el mio ya paso..... :emot017: :emot017: :emot017: :emot017:





sonne

  • Moderador
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 9749
  • Karma: +125/-12
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #12 on: Junio 30, 2009, 09:47:55 am »
Esta si que va a ser una fiesta de cumpleaños.  emot027 emot027

Dales su merecido Ro. Lo que tienen que hacer una para conseguir un local decente para una fiesta  emot038

Lady Warrior Carilola

  • Veteranos
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *
  • Mensajes: 1404
  • Karma: +55/-0
  • Jorge Drexler no sabe lo que dice
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #13 on: Julio 24, 2009, 03:01:09 pm »
La fiesta de Ro

Esta es con respeto a todas las abajo mencionadas, cualquiera que no desee participar aviseme y enseguida enviere a un moro a escoltarla a la puerta  :emot002:

La hilera de vehículos de lujo parecía interminable.
Ro había perdido la cuenta del número de ellos hacía ya media hora y su mal humor aumenta a cada minuto que tenía que esperar para llegar a su propia fiesta.
-relájese- murmuró una voz ronca y oscura proveniente de la cabina del conductor, velada por un vidrio que impedía ver al chofer.
Por alguna razón la palabra en lugar de calmarla la enojó más, ¿Cómo se atrevía ese a decirle que se relajara? ¿No sabía que esa era su fiesta? Cuando abrió la boca para rebatirle el vidrio se deslizó levemente mostrando el brillo de la luz en un par de colmillos para enseguida subir de nuevo dejando a Ro con un leve vistazo. 
Sombra.
No estaba muy segura de cual de los dos, debido en parte a la poca luz y a la velocidad con la que había cerrado el espacio, bien podía tratarse de Trez o A´im, pero con seguridad no eran ni de Silen Tom o de Big Bob.
Ro bien podía pasar por alto el brillo de los colmillos atribuyéndolo sin duda a su imaginación sobre calentada pero el destello fosforescente de un par de ojos verdes por el retrovisor era la marca innegable de las sombras.
A Ro le dieron ganas de resoplar.  Pero una dama jamás hacía ese sonido tan vulgar. No, nada de eso, una dama podía enojarse, tensarse, discutir e incluso morder… pero nunca JAMÁS bajo ninguna circunstancia resoplaba.
Justo lo que necesitó para relajarme pensó con ácidamente, es decir, nada como estar encerrada en un elegante Bentley con casi cien kilos de sombra envueltos en un muy bien delineado paquete muscular capaz de causarle un fuerte ataque de envidia a un marine.
Aunque pensándolo bien quizás eso era lo que necesitaba para olvidar a otros dos machos de idénticas características…
Como idea no era mala.
No… para nada, dijo una vocecilla oscura, podría ser que un moro fuera justo lo que necesitaba esa noche. Sonriendo miró al semioculto sombra y preguntó en voz baja y ronroneante-¿puedes bajar el cristal?
-Nop- respondió con firmeza el moro.
-¿Cómo que no?- Ro no pudo esconder la sorpresa en su voz, ni siquiera lo intentó, no estaba acostumbrada a que se le negara nada y escuchar la firme resistencia en esa sexy voz era el complemento perfecto a la falta de consideración de sus propios machos. Un par de palabras altisonantes se le vinieron a la mente… pese a su convicción de cómo debía comportarse una dama. Lo que más le cabreaba era pensar que no había un solo macho capaz de apreciarla como se merecía. ¿O si?
Controlando su enojo Ro apeló a su muy bien cimentado conocimiento a cerca de los machos  y su personal filosofía: El que se enoja pierde… y ella no estaba dispuesta a perder.
En lugar de estallar lanzando maldiciones e imprecaciones contra todos los machos conocidos, la astuta Ro colocó sobre su rostro una deslumbrante pero un tanto insinuante sonrisa y miró de nuevo hacia el retrovisor.
-¿Seguro que no quieres bajar el cristal?- preguntó de nueva cuanta.
Su voz era en esta ocasión la inocencia personificada. 
El efecto fue tan inmediato que a Ro le entraron ganas de reír. Los ojos del moro destellaron lanzando reflejos verdes  pero de todos modos cabeceo negativamente, eso si con mucho menos convicción, es más sus inquisitivos ojos bajaron un poco como buscando el cuello de la hembra... o el nacimiento de sus senos que ese escote enmarcaba deliciosamente.
Ro apenas evitó colocar los ojos en blanco, tal como había dicho en otra ocasión igual de memorable: hombres, vampiros, machos todos eran iguales, reaccionaban de las misma manera ante una mujer atractiva.  Aunque se dijo pensando en Manny y Butch algunas veces habría que hacerlos recordar, con la venganza en mente cruzo la pierna y lanzó la cabeza para atrás levantando la mano para acariciar la línea de su cuello.
-¿no que?- preguntó al Moro sin perder la sonrisa ante la negativa - ¿No vas a bajar el cristal? O ¿No quieres hablar conmigo?
La nuez en el cuello del moro se movió convulsivamente comos si tragara, Ro se acomodó en el lujoso asiento de piel, cruzando la pierna y mostrando una indiferencia que estaba lejos de sentir. sus ojos se perdieron  en el fútil paisaje de hormigón y cemento  como si fuera una vista increíble y se dedicó a ignorar al moro.
No le sorprendió escuchar al cabo de un rato la leve vibración del motor que movía el grueso panel de cristal aun así Ro no se dignó dirigir la mirada, ahora le tocaba hacer el segundo movimiento a él, así que Ro siguió mirando al vacío.
Poco acostumbrado a tratar con las hembras de los hermanos- parte por evitar la tentación, parte por que no se daba la oportunidad a menudo- el moro no tenía una clara idea de cómo proceder.
Tras una leve vacilación, el macho hizo un leve rugido, un sonido gutural bajo y rudo que causo un escalofrío de anticipación en el cuerpo de Ro.
Manteniendo una expresión neutra ella miró hacía el retrovisor, al hacerlo reconoció el rostro guapo y varonil de Trez. -¿si?- preguntó con tono frío.
El moro se quedó en silencio como si no supiera que hacer, hasta que tras un segundo le soltó a Ro un -Feliz cumpleaños.- en tono algo rudo.
Por fin alguien se acordaba de ella,
La sensación de felicidad que le calentó corazón fue por completo inesperada,  Ro no pudo evitar sonreír, la primera sonrisa autentica de la noche,
-gracias- murmuró satisfecha- eres el primero en deseármela.
Trez le dedicó una esquiva y rara sonrisa que iluminó, sus agraciadas aunque un poco toscas facciones
-me preguntó si- dijo pero se detuvo como si no estuviera seguro de estar haciendo lo correcto.
-¿Qué te preguntas?- lo animó Ro
-es una tontería- respondió el moro.
-por supuesto que no- ella cruzó y descruzó la pierna sólo para saber si le interesaba a Trez. Dio resultado, el macho no perdió detalle del movimiento.
Bien quizás eso lo anime a seguir, pensó Ro.- que es lo que te preguntas.
-si te gustaría bailar- le preguntó – me parece que te ves hermosa, y me gustaría mucho si quisieras bailar.
El corazón de Ro se derritió al escuchar la cadencia de su vibrante voz. La imagen de ellos dos entrelazados moviéndose sensualmente al compás lento de la música, le causo un inesperado calor entre las piernas, sus pezones se pusieron duros y sus pechos pesados.  No estaba segura de si era alguna clase de talento de las sombras o simple lujuria humana, de lo que estaba segura era que le encantaría descubrirlo a pesar de ello le respondió al moro con un esquivo –quizás- justo antes de que el auto se detuviera frente a la elegante fachada del ZeroSun.
La puerta se abrió y tras darle una larga mirada a Trez Ro se preparó para salir del Bentley sujetando su elegante cartera, sus largas piernas calzadas con aquellos increíbles estiletos tocaron el pavimento mojado por las recientes lluvias, extendió la mano buscando apoyo y una fuerte aunque algo áspera mano masculina la tomó para ayudarla, por un momento pensó que alucinaba, hasta que comprendió que esa falta de contorno, ese extraño y aparente vacío  no se debía a una alucinación por su parte, si no a la presencia de un caminante fantasma.
Que ganas de saber de cual de ellos se traban, podría ser Mack McKinley o  Kadam, con seguridad no se traba de Jess Calhoun, ese rea claramente visible al otro lado de la calle coordinando los movimientos de todos los de su clase.  Ro tuvo que admitir que quine hubiera tenido de idea de llamarlos para encargarse de la seguridad del lugar había tenido una magnifica idea.
-Roooo felicidades- el gritó de Yissel la sacó de su minuciosa observación, y mas cuando la mujer en cuestión se lanzó hacia ella para abrazarla con fuerza. Al instante Ro se vio rodeada por sus mejores amigas.
Butch, Manny, incluso los coqueteos de Trez, todo pasó al olvido en cuanto se encontró rodeada por esas mujeres espléndidamente vestidas y sonrientes.
Si, ahí estaban Sonne, y Centaurea, por sobre nombre Cen , Sohd irreconocible con aquel vestido azul, Paula colgada del brazo de un Cárpato y por supuesto Cuca, Caliope tirando de la mano del Leopardo Jake quien parecía muy feliz en dejarse llevar, a su lado Savitar sujetaba la cintura de Urus, mientras NIbbi, Hipolita cada una franqueada por un par de machos de la hermandad, Raghe y Wrath para Nibbi y Qhuinn y Blay para Hipo
El revuelo que causó su llegada hizo que las miradas de todos los caminantes fantasma concentraran sus miradas en ellas para enseguida dirigirla hacia una enorme limusina blanca, tan grande que era casi un autobús. Ro hubiera jurado que incluso se podía escuchar los acordes del tema del padrino mientras el imponente vehiculo se detenía en la entrada del Zerosun y Mack Mc Kinley -ahora visible-, se apresuraba a abrir la puerta, por un segundo todos los presentes casi esperaba a ver a Robert De Niro ataviado al estilo de los viejos treinta bajar, pero en vez de eso de la puerta surgió una mano pálida y esbelta a la que le siguió una imponente mujer quien barrio con su fría mirada el lugar deteniéndose en cada persona para diseccionarla con la mirada.
No fue coincidencia que la primera reacción de las presentes fuera esconderse unas tras otras, después de todo se trataba de la jefa… la mera, mera… la boss…la misma Cris en persona había llegado, y bajo de la limo como una reina en medio de sus vasallos.
Ro entró al ZeroSun después que el alboroto  causado por la llegada de lady Criss , mejor conocida como la jefa, la verdad era que ya estaba desperada por comenzar la noche, esperaba que fuera lo suficientemente alocada como para hacerla olvidar al par de díscolos machos que había dejado en casa.


cucaferinda

  • Visitante
Re: La fiesta de Ro
« Respuesta #14 on: Julio 24, 2009, 03:33:24 pm »
:emot015: a mi no me echa ni Dios, me voy a pegar a la fiesta como una garrapata  :emot015:

 emot035 emot035 muy buena Carilola  emot035 emot035
pero me dejaste con ganas de más  emot038