Autor Tema: Joyland, de Stephen King  (Leído 682 veces)

Desconectado crislibros

  • Administrator
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 10380
  • Karma: +277/-32
  • Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo
    • www.libroslibroslibros.org
Joyland, de Stephen King
« en: Abril 20, 2016, 07:38:21 am »
Parece que, tras años sin hacerle caso, no paran de caer libros de este señor en mis manos.
Como ya he dicho en otro post, mi sensación es que se recupera lentamente y cada vez más sus libros vuelven al estilo que tenía en los 90. Tras un trágico intento de pasarse a la novela sin más regresa a su estilo de terror. Sin embargo, Joyland no es que de mucho miedo.
Volvemos al tema del niño con capacidades para conectar con el más allá, esta vez acompañado por un joven que comienza su vida adulta.
Ambientación sobresaliente en ese parque de atracciones y esa playa. Buena historia y estupendos personajes, pero no puedes sacarte de encima la idea de que en realidad no es un libro sino un relato corto que se le ha alargado demasiado.
Poca chicha terrorífico-sobrenatural. Se acaba muy pronto y previsible el desenlace del último cuarto, pero deja un buen sabor de boca.
Me hubiera gustado que hubiera más fantasma y más historia, pero me conformo.

Argumento:
Devlin consigue un trabajo de verano en un parque de atracciones tras el curso universitario en el que se lo pasa genial.
El parque tiene una leyenda sobre el fantasma de una chica asesinada en la casa embrujada.
Devlin se obsesiona con la idea y casualmente conoce a un niño moribundo y con capacidades sobrenaturales que le va a ayudar a resolver la situación de esta alma en pena.

No hay mucho más que decir.


Desconectado crislibros

  • Administrator
  • ¡Que alguien le haga callar!
  • *****
  • Mensajes: 10380
  • Karma: +277/-32
  • Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo
    • www.libroslibroslibros.org
Re:Joyland, de Stephen King
« Respuesta #1 en: Abril 20, 2016, 07:40:48 am »
Al parecer están dispuestos a hacerle una peli.  17 . Dios, con las escabechinas que hacen con las pelis de este hombre.